RSS

Renal Clase 3

03 abr

5.3.1 Secreción y reabsorción tubulares

5.3.2 Creatinina

5.3.3 Potasio

5.3.4 Sodio y bicarbonato

Secreción y reabsorción tubulares

Cada minuto filtran a través de la membrana glomerular 125 ml del líquido de ultrafiltrado (orina primitiva) a la capsula de Bowman, lo que equivale a 180 litros x día si la presión arterial sistémica es de 120 mmHg. SI LA PRESION SISTEMICA SE ELEVA, el riñón incrementara el volumen de filtración para compensar el alza de presión arterial. Lo contrario también es valedero, si la presión disminuye, el riñón disminuye la filtración glomerular para evitar perdida de líquidos, tratando de mantener el volumen plasmático.

Si el proceso de filtración es intenso también lo es la reabsorción, pues de los 125 ml x min filtrado, se reabsorben en los diferentes túbulos 124 ml x min, lo que representa 179 litros x día, de modo que solo se forman un poco más de un litro de orina definitiva cada 24 horas.

Secreción tubular

Es el paso de sustancias desde el espacio intersticial, a través de la pared de los túbulos, hacia la luz tubular para que sean eliminadas por la orina. Al contrario de la filtración y reabsorción que son procesos intensos, la secreción es poco intensa pero de todas formas importante, por ejemplo, la eliminación de potasio e hidrogeniones, es indispensable para mantener la homeostasis.

La filtración a través del glomérulo a la capsula de Bowman es intensa pero no selectiva, la condición básica para que una sustancia no filtre a través de la membrana glomerular es que tenga un elevado peso molecular y que sea de carga eléctrica negativa, pues lo que tiene un peso menor de 69.000 se filtra libremente a través de la membrana glomerular con la condición de que no esté unido a las proteínas plasmáticas, pues de ser así la capa de proteoglicanos que también tiene carga negativa impediría su filtración, esta es la causa de porque los medicamentos que se unen fuertemente a las proteínas como la albumina tienen un tiempo acción más largo, pues permanecen circulando mucho más tiempo que los fármacos que no se unen a las proteínas y que son eliminados con más facilidad.

Las vitaminas, los aminoácidos y la mayor parte de los electrolitos pasan libremente a través de la membrana glomerular hacia la capsula de Bowman pero en su mayoría son reabsorbidos a nivel de los diferentes túbulos.

Toda la glucosa que se filtra es reabsorbida:

La filtración de glucosa es de 100% y la reabsorción también es el 100%, pero dentro de ciertos límites fisiológicos pues la glucosa tiene un máximo de reabsorción a nivel tubular. De esta forma cuando el nivel de glucosa en sangre es mayor de 180 mg, se supera la capacidad de reabsorción en los túbulos renales y comienza a aparecer glucosa en la orina, en forma exponencial al nivel de glucosa en la sangre.

Las proteínas y los aminoácidos pueden filtrarse en una pequeña cantidad pero son reabsorbidos por la pared de los túbulos mediante un proceso llamado pinocitosis.

La pinocitosis es un mecanismo de las células de recuperar grandes moléculas que no pueden pasar a través de poros o conductos. La membrana sufre primero una invaginación y luego engloba a la sustancia formando una estructura esférica llamada vesícula pinocitica que se separa en el interior de la membrana flotando libremente en el citoplasma celular. Este proceso de recuperación de proteínas mediante pinocitosis consume gran cantidad de energía.

Creatinina

Es un producto del metabolismo de las proteínas. Su concentración en el plasma es de 0.4 a 1.2 mg x 100ml. La tasa de filtración es del 100% pero su reabsorción es nula de modo que se elimina todo lo filtrado de creatinina hacia la orina. Cuando existe alguna alteración de tipo inflamatoria de la membrana glomerular la creatinina no se filtra eficazmente y comienza a acumularse en el líquido extracelular de modo que sirve como marcador del grado de insuficiencia renal.

Entre más elevado sea el valor de creatinina mayor será el grado de insuficiencia renal, aunque también se elevan los otros compuestos nitrogenados como la urea y ácido úrico.

Potasio

Los requerimientos diarios de potasio de un organismo sano es de alrededor de 100mEq x día. Con este ingreso diario de potasio tendremos 4 a 4.5 mEq de potasio x litro de suero.

El potasio debe ser regulado muy delicadamente por el organismo, pues un aumento del potasio al doble de lo normal representa un peligro de muerte, por producirse paro cardiaco en diástole.

El mejor estímulo para la producción de aldosterona es el aumento del nivel de potasio sérico.

La aldosterona es un mineralocorticoide producida por la corteza suprarrenal en su capa más externa, viajando por vía sanguínea actúa a nivel del túbulo contorneado distal donde reabsorbe Na y H20 intercambiándolos por K o hidrogeniones de acuerdo a las necesidades del organismo.

Los vegetales y frutas como el banano en cualquiera de sus formas, contiene gran cantidad de K, si una persona ingiere gran cantidad de K y al mismo tiempo tiene elevada la creatinina, se elevara el K hasta niveles peligrosos, pues si no puede eliminar la creatinina tampoco eliminara el K: insuficiencia renal.

En resumen el K filtra libremente a través de la membrana glomerular hacia la capsula de Bowman, de modo que el líquido de ultrafiltrado contiene la misma concentración que el plasma sanguíneo. Al llegar el líquido al túbulo proximal se reabsorbe, casi en un 100% y una pequeña proporción en el asa de Henle en la porción gruesa de la rama ascendente.

Pero además en el túbulo distal y en menor grado en el túbulo colector, el K en lugar de ser reabsorbido, es secretado hacia la luz tubular para ser eliminado en la orina, siendo intercambiado, sobre todo en el túbulo distal por Na. Esta secreción en el túbulo distal de K es estimulada por la presencia de aldosterona la cual a su vez incrementa la actividad de la sodio-potasio ATPasa que incrementa su secreción hacia la luz tubular.

Sodio y bicarbonato

Se filtran libremente por el glomérulo, por lo tanto, el Na como el bicarbonato son adsorbidos intensamente por los túbulos renales de modo que se elimina una pequeña fracción de Na y bicarbonato por la orina. Si en el examen de sangre hay una alta concentración de Na y bicarbonato es señal de mal funcionamiento de los túbulos renales.

Normalmente se debe de reabsorbe el 99% de lo que se filtró a través del glomérulo. Tasa de filtración 100%, tasa de reabsorción 99%.

Sodio:

Se filtra 25.560 mEq, se reabsorben 25.410 por lo tanto se excretan 150 por día, lo que representa el 1%.

Bicarbonato:

Se filtran 4.320 mEq ,se reabsorben 4.318 por tanto se excreta 2 por día, lo que representa el 0,1%.

 

 

 

 

 

 

About these ads
 
Deja un comentario

Publicado por en 3 abril, 2011 en 5 Renal

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 95 seguidores

%d personas les gusta esto: