RSS

Fisiología Endocrina Clase #4

13 Ene


7.4.1 Hormonas tiroideas.

7.4.2 Hipertiroidismo.

7.4.3 Hipotiroidismo.

HORMONAS TIROIDEAS

La glándula tiroides, localizada en la parte anterior del cuello, consta de 2 lóbulos:

Derecho e izquierdo, unidos por un tercero, el lóbulo piramidal. Su función está relacionada con el metabolismo energético de todos los órganos, por medio de sus hormonas t3 y t4, y además por medio de otra hormona, la calcitonina, sobre el metabolismo del calcio.

picture12

Su secreción es controlada por la hipófisis anterior, mediante la hormona estimulante del tiroides o tsh, la que a su vez es controlada por el hipotálamo, mediante la secreción del factor regulador de tsh. El mecanismo es un sistema de retroalimentación negativo, de modo que si aumentan la t3 y la t4, disminuye el estímulo del hipotálamo sobre la hipófisis y baja el nivel de hormona estimulante del tiroides. Lo contrario también es valedero, si disminuyen la t3 y la t4 en la sangre, aumenta la estimulación del hipotálamo para la hipófisis se secreta más tsh con la finalidad de que aumente la producción hormonal del tiroides.

Las síntesis de t3 y de t4 requieren de 2 factores indispensables, Iodo ionizado y de la presencia del aminoácido tirosina. Los folículos tiroideos, de forma esférica están cubiertos por un epitelio de células cubicas que tienen 2 polos: exterior en contacto con los capilares e interior que mira a la cavidad folicular donde existe la sustancia coloide.

El polo exterior capta el Iodo elemental y lo ioniza, depositándolo por el polo interior a la sustancia coloide que contiene el aminoácido tirosina, donde una enzima los une formando monoyodotirosina. Luego dos moléculas de esta se conjugan para formar diyodotirosina.

El proceso continúa, uniendo una monoyodo con una diyodo para formar triyodotiroxina, t3 y 2 moléculas de diyodo para formar tetrayodotiroxina t4.

Más tarde la t3 y la t4, son secretadas por el polo exterior hacia la sangre de los capilares. La monoyodo y la diyodo no son secretadas y permanecen en la sustancia coloide.

Valores normales:

  • T3                 75 a  195   nano gramos por 100 ml de plasma.
  • T4                  4 a 11      microgramos por 100 ml de plasma.
  • Tsh                0.7 a 7.5  micro unidades por ml de plasma.

La hormona activa que produce cambios metabólicos en las células de los órganos solo es la t3, por tanto la t4 circulante debe transformarse en t3 para penetrar en las células. Las hormonas tiroideas son esenciales para el desarrollo corporal y las funciones sexuales. Para poder comprender mejor su funcionamiento es necesario; analizar los casos patológicos que cursan con aumento o disminución de estas hormonas.

HIPERTIROIDISMO.

En caso de aumento de la producción, la persona tiene un aumento de la actividad del sistema nervioso, temblores digitales, pérdida de peso, a pesar de que tiene mayor apetito, sudoración, taquicardia, insomnio y fatiga con disminución de la capacidad física, sus reflejos osteotendinosos son intensos, y pueden entrar rápidamente en insuficiencia cardiaca.

Exoftalmia: es la protrusión, de los globos oculares, como consecuencia del crecimiento de tejido retro orbitario, que desplaza hacia adelante los ojos, por el aumento crónico, durante meses y años, de las hormonas tiroideas t3 y t4. Es un proceso irreversible, por tanto, es necesario diagnosticar el hipertiroidismo, antes de que llegue a este nivel. Los principales síntomas y signos son: locuacidad, la persona habla en forma sin interrupción, las ideas se suceden unas a otras , taquicardia, sudoración, aumento del apetito, que sin embargo la persona pierde peso, insomnio, fatiga y temblores de los dedos. Un examen de laboratorio solicitando t3, t4 y tsh puede diagnosticar fácilmente el trastorno. La t3 y la t4 estarán aumentadas y por el contrario la tsh disminuida.

El tratamiento se basa en la administración de sustancias anti tiroideas como el propiltiouracilometamizol, cuyo nombre comercial es tapazol a dosis de 5 mg cada 8 horas; y en casos graves la administración de yodo radioactivo que produce la destrucción de las células tiroideas en su capacidad de sintetizar las hormonas .Podríamos decir que las células tiroideas se suicidan, pues están ávidas por Iodo y al captarlo se destruye por la radiación. De esta forma en pocas horas o días se pasa del hipertiroidismo a hipotiroidismo, necesitando el paciente a partir de este momento tomar T3 sintética durante toda su vida. La extirpación del tiroides por medio de la cirugía ha decaído en las últimas décadas como tratamiento del hipertiroidismo, por ser más efectivo el tratamiento con Iodo radioactivo

HIPOTIROIDISMO.

La disminución de las hormonas produce todo lo contrario obesidad, decaimiento, disminución de los reflejos y de la actividad mental. En caso de hipotiroidismo congénito, es notorio el aumento del tamaño de la lengua, macroglosia. Este estado se llama cretinismo. El tratamiento consiste en la administración de t3 sintética.

Bocio: Este término significa aumento del tamaño del tiroides y no obligatoriamente aumento o disminución de la producción hormonal.

De tal manera puede haber bocio hipofuncionante y bocio hiperfuncionante.

Analizaremos el bocio hipofuncionante.- Si el nivel de t3 y t4 disminuye en el plasma, el hipotálamo libera el factor estimulante de tsh, de modo que la hipófisis anterior, produce mas tsh, que por vía sanguínea llega al tiroides, estimulando los folículos para producir hormonas, siempre y cuando exista disponibilidad de iodo en la dieta, uniéndolo con la tirosina en la sustancia coloide que se encuentra en el interior del folículo. Pero si la dieta no contiene suficiente iodo, la TSH solo podrá producir un aumento del volumen de la sustancia coloide, sin producción hormonal lo cual aumenta el tamaño del folículo y de todo el cuerpo glandular. Esta forma de bocio se conoce también con el nombre de bocio endémico, pero está en días de desaparición. Era muy común en los países andinos a causa de que los nativos utilizaban en su alimentación sal proveniente de minas de las grandes alturas de los andes, la cual es CLNa puro y no contiene Iodo.

En cambio la sal oceánica si contiene Iodo, por eso el Bocio hipofuncionante fue muy común en los territorios andinos y casi no existía en los pueblos que habitaba a orillas del mar.

 

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: