RSS

Capítulo 6 Clase 3

02 abr

 

6.3.1  La masticación

6.3.2  La deglución

6.3.3  Mecanismos y funciones

LA MASTICACIÓN

Este proceso se debe al reflejo masticatorio que es la presencia del bolo alimenticio en la boca que desencadena primero el reflejo inhibidor de los músculos de la masticación, por lo que la mandíbula lo desciende.

A su vez esta caída inicia un reflejo de distensión de los músculos mandibulares que induce una contracción de rebote.

De esta forma se eleva la mandíbula automáticamente hasta que los dientes se unen, al mismo tiempo el bolo se comprime de nuevo contra el revestimiento bucal, lo que se traduce en una nueva caída de la mandíbula, un nuevo rebote, etc.; este ciclo se repite una y otra vez.

LA DEGLUCIÓN

Se divide en tres fases:

  1. Fase voluntaria
  2. Fase faríngea involuntaria
  3. Fase esofágica

MECANISMOS Y FUNCIONES

FASE VOLUNTARIA DE LA DEGLUCIÓN.

Una vez que los alimentos se encuentran preparados para la deglución, la presión de la lengua hacia arriba y hacia atrás cuando se apoya en el paladar hacen que sean aplastados o desplazados “voluntariamente” hacia atrás, en dirección a la faringe.

FASE FARÍNGEA DE LA DEGLUCIÓN.-

Es cuando el bolo alimenticio penetra en la parte posterior de la boca y en la faringe. Estimula las áreas receptoras de la deglución situadas alrededor de la entrada de la faringe y sobre todo en los pilares amigdalinos.

FASE ESOFÁGICA DE LA DEGLUCIÓN.-

La función primordial del esófago es la de conducir los alimentos desde la faringe al estómago, por lo que sus movimientos están organizados específicamente para cumplir esa función. Hay dos tipos de movimientos peristálticos: peristaltismo primario y peristaltismo secundario.

PERISTALTISMO PRIMARIO

Es una simple continuación de la onda peristáltica que se inicia en la faringe y que se propaga hacia el esófago durante la fase faríngea de la deglución. Esta onda viaja desde la faringe hasta el estómago durante un intervalo de 8 a 10 segundos.

Si la onda peristáltica primaria no consigue mover hasta el estómago la totalidad del bolo que ha penetrado en el esófago, se producen ondas de peristaltismo secundario debidas a la distensión de las paredes esofágicas producidas por los alimentos retenidos.

PERISTALTISMO SECUNDARIO

Estas ondas persisten hasta que se completa el vaciamiento del órgano. Estas ondas se inician en parte en los circuitos intrínsecos del sistema nervioso entérico esofágico y también en parte gracias a los reflejos que se transmiten a través de las fibras aferentes vágales que salen del esófago hacia el bulbo y que regresan de nuevo hacia el esófago a través de las fibras eferentes vágales.

EL ESFÍNTER GASTROESOFÁGICO

En el extremo inferior del esófago y extendiéndose hasta 2 a 5 centímetros por encima de su unión con el estómago, el músculo circular esofágico actúa como un esfínter esofágico inferior o esfínter gastroesofágico.

Cuando la onda peristáltica de deglución desciende por el esófago la “relajación receptiva” hace que se abra el esfínter esofágico inferior por delante de la onda lo que permite una propulsión fácil de los alimentos deglutidos hacia el estómago.

La contracción tónica del esfínter esofágico inferior ayuda a evitar reflujos importantes del contenido gástrico hacia el esófago.

 

 

 

About these ads
 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 86 seguidores

%d personas les gusta esto: