RSS

Fisiología Cardiovascular Clase 4

05 Abr

3.4.1 Curva de presión ventricular

3.4.2 Curva de presión aortica

3.4.3 Curva de presión auricular

3.4.4 Fono cardiograma

3.4.5 El perfil electrocardiográfico

 CURVA DE PRESIÓN VENTRICULAR

Reiteramos nuestra posición imaginaria dentro de la cavidad ventricular izquierda, la cual va a experimentar grandes variaciones de presión de acuerdo al momento del ciclo cardiaco. A diferencia de la curva de volumen ventricular, que es prácticamente igual para ambos ventrículos, la curva de presión es diferente para el ventrículo izquierdo y derecho. El ventrículo izquierdo tiene paredes más gruesas y por tanto puede desarrollar mayor tensión que el ventrículo derecho de paredes más delgadas. Durante la contracción isométrica aumenta enormemente la tensión desde 0 mmHg hasta alrededor de 120 mmHg en el punto medio del periodo de eyección, lo suficiente mayor que la presión en la arteria aorta con lo cual se abre la válvula semilunar.

Esto ocurre aproximadamente cuando ha trascurrido 2+13 seg. El 2 corresponde a la duración de la contracción isométrica y el 13 es la mitad de la duración del periodo de eyección. Total 15 cseg.

Inmediato a esto la tensión dentro de la cavidad ventricular disminuye tan rápido como subió. Cuando comienza la relajación isométrica a la final de la sístole la presión cae a 0 dentro de la cavidad ventricular.

El llenado ventricular durante las tres fases de la diástole puede incrementar ligeramente la presión ventricular izquierda pero nunca más de 20 mmHg que es el límite máximo de la presión diastólica ventricular izquierda.

En el caso del ventrículo derecho que tiene paredes más delgadas solamente desarrolla presiones máximas sistólicas de hasta 30 mmHg lo que representa solo una cuarta parte de la presión que desarrolla el ventrículo izquierdo.

Debemos recordar que la relajación diastólica es un proceso activo y que en caso de no realizarse satisfactoriamente aumentaría el valor de la presión intracavitaria, al final de la diástole, por encima de 20mmHg.

cap 3 cla 4 gra 1 

CURVA DE PRESIÓN AORTICA

Durante toda la diástole la presión intra aórtica se mantiene en alrededor de 80mmhg, esto es lo que se denomina presión diastólica o mínima.

Al inicio de la sístole ventricular, cuando la presión ventricular supera la presión aórtica, se abre la válvula semilunar y penetra en la aorta ascendente un volumen de sangre que aumenta la presión dentro de la arteria. A mitad de la sístole, cuando han transcurrido 15 cseg, se alcanza el nivel máximo de presión intra aortica, llamada presión sistólica, o máxima, esta se encuentra en alrededor de 120 mmHg.

Inmediatamente, debido a la elasticidad de la pared arterial, se forman dos ondas de sangre, una que progresa hacia la periferia para perfundir los órganos y otra onda, que trata de regresarse hacia el ventrículo izquierdo.

Debido a las características anatómicas de las tres hojuelas valvulares, se cierra la válvula aortica, produciendo una muesca en la rama descendente de la curva de presión aórtica, generalmente en el tercio superior. Esta deflexión se conoce con el nombre de incisura dicrota y marca el cerramiento valvular aórtico.

CURVA DE PRESIÓN AURICULAR

Las presiones dentro de las aurículas son mucho menores que en los ventrículos siendo la presión en la aurícula izquierda (2 a 4 mmHg) ligeramente superior que la de la aurícula derecha (0 a 2 mmHg) cuando la persona está en decúbito dorsal (horizontal).

Esta ligera diferencia entre aurícula izquierda y aurícula derecha que se inicia de inmediato al nacimiento del individuo es lo que contribuye a que el septum primiun se adose al agujero oval en el tabique interauricular, impidiendo el paso de sangre de la aurícula izquierda a la aurícula derecha.

Se han descrito 3 ondas en la curva de presión auricular, pero que son muy ligeras en cuanto a intensidad:

Onda A que representa la contracción auricular al final de la diástole ventricular.

Ondas C que se inscriben durante la contracción isométrica y se debe a la protusión del aparato valvular auriculo ventricular hacia las aurículas durante su cerramiento.

Onda V representa un ligero incremento de la presión intraauricular por aumento de su volumen mientras se encuentran cerradas las válvulas auriculo ventriculares, debido a que la sangre de los sistemas venosos llega ininterrumpidamente a las aurículas

FONOCARDIOGRAMA

Consiste en el registro gráfico de las vibraciones producidas en las cavidades cardiacas y en los aparatos valvulares. Debemos recordar que solo los cerramientos valvulares producen ruido y que normalmente las apreturas valvulares normales son silenciosas.

        Captura 1

La circulación de la sangre por las cavidades cardiacas y por los vasos sanguíneos se realiza por un mecanismo llamado laminar, que consiste en que las capas de sangre más exteriores circulan a una velocidad menor que las capas de sangre ubicadas en el centro del vaso sanguíneo, de modo que una capa actuaría como superficie de rodamiento de la más internas. Esto se conoce como flujo laminar y es silenciosa.

Cualquier obstáculo que exista en la pared del vaso o en los tabiques de las cavidades cardiacas dará lugar a un flujo turbulento, que producirá alteraciones conocidas con el nombre de soplos cardiacos.

El Fonocardiograma es un método en extinción, y solo se lo utiliza raramente en los laboratorios de fisiología.

El cerramiento de las válvulas auriculo ventriculares produce vibraciones de tonalidad baja o grave llamada primer ruido cardiaco.

El cerramiento de las válvulas semilunares produce vibraciones llamadas segundo ruido cardiaco.

En un corazón normal el Fonocardiograma solo registrara las vibraciones correspondientes al primero y segundo ruido. Cualquier otra vibración registrada significara una alteración.

EL PERFIL ELECTROCARDIOGRÁFICO.

Es el registro de la actividad eléctrica del corazón. Tradicionalmente se ha denominado a las deflexiones electrocardiográficas como ondas P-Q-R-S-T siguiendo el orden alfabético.

Las ondas que se inscriben hacia arriba de la línea isoeléctrica se las denomina positivas y las que se dirigen hacia abajo, se las llama ondas negativas.

Debemos recordar que para que se efectuara la contracción cardiaca, debe estar precedida de una despolarización. Por tanto antes de la contracción auricular debe haber una onda P que representa la despolarización de las aurículas.

Las ondas Q-R-S se las denomina en conjunto como complejo QRS, y representan la despolarización de los ventrículos como evento eléctrico previo a la contracción mecánica ventricular (sístole).

La onda T, representa a la repolarización de los ventrículos y se inscriben antes de la diástole ventricular.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: