RSS

Fisiología de la Sangre Clase 4

06 Abr

2.4.1 Inmunidad: concepto

2.4.2 Clasificaciones de la inmunidad.

2.4.3 Concepto de antígeno y anticuerpos – hapteno.

2.4.4 El complejo mayor de histocompatibilidad.

2.4.5 El virus VIH.

1.- INMUNIDAD

Concepto

Es la capacidad que posee el cuerpo humano de resistir la agresión por parte de microorganismos o toxinas.

2.- CLASIFICACIONES DE LA INMUNIDAD

Se clasifica la inmunidad en:

  1. Innata o inespecífica
  2. Inmunidad  adquirida o específica.- Esta última puede ser pasiva o activa.

Inmunidad Innata

Es el resultado de procesos inespecíficos, que nos acompaña desde el momento del nacimiento. Comprende:

1. La capacidad de los leucocitos de fagocitar bacterias y otros invasores.

2. La destrucción de las bacterias por el medio ácido del estómago, y por las enzimas digestivas de estómago, duodeno y páncreas.

3. La impermeabilidad de la piel para ser penetrada por microorganismos.

4. Presencia en la sangre de sustancias que se unen a los agentes invasores y los destruyen como por ejemplo la lisozima, y el sistema de complemento que es una secuencia de alrededor de 20 proteínas que se van activando en forma de cascada y la presencia de las llamadas células asesinas que son linfocitos encargados de eliminar células propias infectadas o células cancerosas degenerativas.

Este conjunto de mecanismos, no representan una acción dirigida contra un microorganismo en particular sino que constituyen un sistema defensivo generalizado, no dirigido a una clase de agente invasor sino en forma no específica

Inmunidad Adquirida

Es producida por un sistema inmunitario que forma una defensa extremadamente poderosa contra agentes invasores individuales como bacterias, virus y toxinas y contra tejidos extraños de otros organismos. Está constituida por la presencia de linfocitos especializados (Linfocitos T y Linfocitos B).

Los linfocitos T.- que se los clasifica en 3 grupos que son los siguientes:

  1. Linfocitos Nk (killer) o células naturales asesinas.
  2. Linfocitos Tc (citotóxicos)
  3. Linfocitos Th (Helper = colaborador), que probablemente son los mayores reguladores de la inmunidad.

Los linfocitos B.- también llamada inmunidad humoral produce los llamados anticuerpos que son inmunoglobulinas producidas por las células plasmáticas que a su vez provienen de los linfocitos B.

3.- CONCEPTO DE ANTÍGENO Y ANTICUERPOS – HAPTENO.

Antígeno

Son proteínas o grandes polipéptidos que al penetrar en el organismo son capaces de desarrollar en el hospedero una respuesta inmunológica, pero con la condición de tener un peso molecular mayor de 8.000. Los antígenos que tienen un peso menor de 8.000 no son capaces por si mismos de crear una respuesta inmunológica en el hospedero.

Hapteno

Es un compuesto de bajo peso molecular menor de 8.000 que debe combinarse con una proteína para poder desencadenar una respuesta inmunológica.

Anticuerpos

Son gamma globulinas llamadas inmunoglobulinas. Son proteínas de alto peso molecular entre 160.000 y 970.000. Se originan a partir de los linfocitos B, localizados en el tejido linfático.

Derivan de las células madres hematopoyéticas pluripotenciales que son reprocesadas durante el periodo de vida fetal en el hígado y en la etapa final de la gestación y en el periodo perinatal migran hacia la médula ósea.

Estos linfocitos B se transforman en células plasmáticas que son las que producen las inmunoglobulinas llamadas anticuerpos.

Los anticuerpos son particularmente específicos para un determinado antígeno. Cuando un antígeno nuevo ingresa al organismo se despierta un clono linfocitario B, específico para el antígeno invasor, y al cabo de ciertos número de días, alrededor de 2 semanas ese único clono ha producido una infinidad de células plasmáticas que liberan el anticuerpo específico.

Si el antígeno es eliminado y por una casualidad luego de meses o años ingresa nuevamente al organismo el mismo antígeno la respuesta será inmediata porque el organismo ha memorizado al antígeno y habrá una gran cantidad de linfocitos B listos para atacar al agente invasor. Nótese que la respuesta primaria es lenta, de una a dos semanas, pero la respuesta secundaria es casi inmediata, solo unas pocas horas.

Mecanismo de acción de los anticuerpos

Los anticuerpos son capaces de eliminar al antígeno invasor mediante varios procedimientos de los cuales se han identificados los siguientes:

a) Neutralización. Si el antígeno es una sustancia tóxica, el anticuerpo provoca un cambio en su estructura química que anula su efecto tóxico.

b) Precipitación. Si el antígeno se encuentra disuelto, los anticuerpos al unirse con ellos formaran grandes complejos moleculares de forma tridimensional que no podrán seguir disueltos y precipitan en los lechos vasculares.

c) Aglutinación. Mediante la cual un anticuerpo puede unirse a dos antígenos, y el mismo antígeno a otros anticuerpos formando una verdadera red en forma de grumos que no podrán seguir circulando.

d) Opsonización. Esta es una reacción más compleja en la cual el anticuerpo se une a las superficie del antígeno lo cual da lugar a que los fagocitos, neutrófilos y macrófagos puedan englobar más fácilmente al complejo antígeno – anticuerpo lo cual no sería posible si el anticuerpo no se hubiera unido al antígeno.

4.- COMPLEJO MAYOR DE HISTOCOMPATIBILIDAD (MHC)

En la superficie del linfocito colaborador (Th) existen los TCR, receptores de células T, que solo reconocen al antígeno cuando es mostrado por una célula presentadora, especialmente un macrófago con un MHC (Major histocompatibilidad complex) en su superficie.

Pero además de los receptores TCR, en la superficie de las células T existen otras estructuras, los CD (clúster of diferentation = troncos de diferenciación), verdaderos antígenos entre antígenos y que son particulares para cada tipos de linfocitos. Se han identificado hasta el momento alrededor de 160 CD.

Estos clúster of diferentation, son moléculas marcadoras, en la superficie celular que reconocen ciertos anticuerpos usados para la identificación del tipo de células. Son un sistema de antígeno de superficie celular de los leucocitos humanos que se caracterizan mediante anticuerpos monoclonales, permitiendo la categorización de los leucocitos.

De esta manera se ha identificado a los linfocitos T, C, D- 4 como la verdadera clave de la inmunidad estos lo llevan a cabo porque son capaces de formar una serie de mediadores proteicos llamados linfocinas que actúan sobre todas las células del sistema inmunitario: células T citotóxicas, células T supresoras, monocitos- macrófagos, células B y sus descendientes las células plasmáticas que a su vez producen gran cantidad de anticuerpos M-G-A-E.

Por lo que se considera que los linfocitos T, C, D – 4 son la clave de la inmunidad. Esto parece ser corroborado, porque el virus VIH- SIDA ataca de preferencia a los linfocitos TCD4 con las consecuencias de supresión de la inmunidad y el desarrollo de enfermedades oportunistas.

Debemos recordar que el número de leucocitos es de 6000 a 8000 x mm3, de esta cifra el 40% son linfocitos y de este 40% el 30% son linfocitos TCD-4. Por tanto el número total de linfocitos TCD-4 es de alrededor de 1200 a 1500 x mm3 de sangre. Esta cifra sirve para monitorear la efectividad del tratamiento del SIDA con medicamentos retrovirales.

TCR-MHC

Las células presentadoras de antígenos unidos a MHC clase I presentan antígenos derivados de proteínas virales (o tumorales) sintetizadas en el citosol: célula propia alterada.

Células Presentadoras de Antígenos Profesionales: Son células presentadoras de antígenos unidas a MHC clase II, como macrófagos, células B y células dendríticas. 

  • EL VIRUS VIH.

VIH

Inmunidad adquirida pasiva

Cuando a una persona se le administra inmunoglobulinas elaboradas en la misma especie o en otra especie, se está administrando inmunidad pasiva. Estas inmunoglobulinas al circular en la sangre del receptor atacan inmediatamente al agente invasor, pero lamentablemente tienen un periodo de vida de apenas 1 a 2 semanas.

El caso más conocido es cuando administramos antitoxina tetánica. Los anticuerpos son elaborados en la especie equina y al ser administrado a los pacientes pueden neutralizar a la toxina tetánica circulante. El riesgo es que siendo otra especie, puede provocar reacción alérgica grave.

Actualmente se dispone de antitoxina tetánica elaborada en nuestra misma especie con menos probabilidad de efectos adversos.

Inmunidad adquirida activa

Cuando a una persona se le inocula un microorganismo muerto, que ya no puede causar la enfermedad, pero que aún conserva sus antígenos en su superficie, dará lugar a una respuesta inmunológica que tarda unos cuantos días en aparecer pero que, al haber estimulado la memoria de los clonos linfocitarios, permanece muchos meses, años incluso durante toda la vida. Lo mismo se puede conseguir mediante la administración de toxina alterada químicamente como la toxina tetánica, la diferencia entre inmunidad adquirida pasiva y la activa es que esta última crea sus propias defensas y aunque aparece un poco más tardía es mucho más prolongada. Esto es lo que se llama vacunación.

2

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: